Al amor con humor

The Big Bang Theory

Una de esas subtramas esenciales, básicas e imperecederas en cualquier relato que se precie. Una forma de garantizar que los cimientos de la obra audiovisual son los correctos para que perdure y tenga consistencia. El sustrato que ha permanecido, de manera más visible o más oculta, en todas las historias que se puedan recordar y que sirve como fórmula exacta para buscar la complicidad con el espectador. Este concepto de tal importancia no viene a ser otra cosa que la pura y complicada búsqueda del amor por parte de dos individuos.

Una sitcom prototípica de 20 minutos de duración, en la que un grupo de científicos amantes de los videojuegos, cómics y todo aquello que pueda tener la etiqueta friki, se enfrentan a sus problemas cotidianos haciendo de ellos algo sumamente cómico. Eso es The Big Bang Theory. En primera instancia, con sólo echar un vistazo a ciertos momentos del relato, y ni qué decir tiene si se ha seguido la serie hasta el último capítulo emitido, las expresiones que redundarían para definirlo en pocas palabras vendrían a remarcar con subrayador lo anómalos que son Sheldon Cooper, Leonard Hofstadter, Howard Wolowitz y Rajesh Koothrappali. Y el componente amoroso sería el que quedaría diluido cual azucarillo.

Nada más lejos de la primeriza realidad con la que se topa el televidente. A medida que va avanzando el reloj del guión, se exponen situaciones que invitan, cuanto menos, a pensar en la importancia del mito del amor. Es más, escudriñando con paciencia, ya desde el primer episodio se ofrece la incursión de Penny como un personaje de calado que encandila a Leonard sólo con una mirada. Los esfuerzo del doctor Hofstadter, aparte de en avanzar en sus descubrimientos científicos, se centrarán en lograr atraer la atención de su deseada vecina. Con el tiempo, la relación entre ambos se convertirá en uno de los puntos de anclaje más fuertes de la serie, siendo detonante o clímax de algunas temporadas.

The Big Bang Theory

En segundo lugar, Howard acaba descubriendo en la microbióloga Bernadette el sentimiento que provoca que deje de ser ese personaje con connotaciones pervertidas y ególatras. Hasta un personaje asexuado como es el de Sheldon, desprovisto de intereses por ser aumentar su sociabilidad, acaba encontrando su media naranja en Amy. El vértice saliente en este polígono de amigos lo constituye Rajesh, quien sigue sin un compromiso estable, pero sus mayores crisis existenciales vienen precisamente de la falta de una compañera conyugal. De casualidades irracionales vive el hombre, pero no el empírico científico.

Todos y cada uno de los personajes principales de The Big Bang Theory buscan ese amor verdadero. El enamoramiento guionístico no es una historia amorosa per se, sino que sólo es su comienzo. Después vendrá su desarrollo y su mantenimiento. Ésa sintetizada estructura, usada desde tiempos inmemoriales en la literatura, es la que se pone en liza en esta comedia, y lo hace disfrazada bajo el manto de los extravagantes personajes. No todos los relatos son historias de amor, pero estas historias siempre están presentes de uno u otro modo.

El diseño literario de la serie no es para nada casuístico. Un sentido del humor particularmente concreto que cae y sobrepasa constantemente a la referencia contextual. Es decir, que el hecho de no conocer un determinado videojuego no impide de ningún modo el poder entender y reír al realizarse una broma hablando sobre ese determinado videojuego. Hay tantas referencias a lo universalmente entendible por todos, que no hace falta caer en la especialización en una determinada jerga. Y esas múltiples referencias descifrables por el común de los mortales residen en las historias de amor que se presentan. Ellas permiten hacer este relato algo extensible para un nicho mucho más amplio de ojos. He ahí la clave del puzzle.

Es el dulce envuelto en su papel. El amor envuelto en el humor. Un ejemplo perfecto para la eterna y manida frase de que para llegar a esa pasión, el mejor vehículo es la creación de la sonrisa ajena.

Anuncios
Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: