The Following o cómo la oscuridad corrompe las historias interiores de cada personaje

The FollowingJames Purefoy

Uno (el) de los grandes estrenos de la temporada. Con pocos capítulos estrenados hasta la fecha, The Following se ha convertido en un pequeño tsunami entre los menores oleajes creados por otras series que han comenzado recientemente. Una apuesta singular anclada en el intenso poder que atesora el personaje de Joe Carroll (James Purefoy) para convertir en asesinos en serie a todos aquellos que se acercan a su aura. Una escalofriante oda a la exaltación de la locura del ser humano por causas incomprensiblemente racionalizadas.

Parte de una trama base estructurada en la mezcla de la venganza y de la persecución propia del género policíaco, pero estira estas condiciones hasta deformarlas de tal manera que, lo que provoca en el espectador,  es verdadera angustia al desear que se resuelva positivamente la historia. Y en ello adquiere la mayor de las importancias la forma en que se muestran las historias interiores que recorren y conforman a cada personaje.

Vilipendiados hasta decir basta, los personajes de The Following queman de lo fríos que pueden llegar a ser. Siempre tienen algo que guardar bajo llave sobre su oscuro pasado, lo que crea una absoluta desconfianza en el espectador.

Ryan Hardy (Kevin Bacon) es el perfecto antihéroe. Alcohólico, insomne y casi consumido físicamente por las tragedias que envuelven su vida anterior, es un agente del FBI que no duda en emplear cualquier artimaña si cree que es preciso, saltándose siempre lo que podría ser reprobable éticamente. Jamás ha entendido el motivo por el cual su vida ha sido todo lo contrario a los cánones de felicidad sociales. Vive para trabajar, y trabaja para redimirse.

kevin-bacon-the-following

La otra gran piedra angular es Carroll. Una interpretación que llega a ser inquietante gracias a gestos, miradas y, sobre todo, a su voz. Evoca dolor perpetuo cada vez que aparece en pantalla, siendo muchas veces, más que un antagonista, el auténtico protagonista de la historia. Su malévolo plan está diseñado al milímetro. El problema de ello es que esas directrices están en su cabeza, y aunque siempre las expresa, nunca nadie que esté sentado en su sofá viendo la historia es capaz de advertir cuál será el siguiente paso.

El tratamiento de las secuelas con las que cargan todos los personajes está perfectamente llevado. Ya no sólo por lo que expresan en el presente, sino por cómo se ofrecen flashbacks para realizar las explicaciones oportunas sobre cada uno. El cambio en la tonalidad de la imagen, así como un maquillaje de contraste para expresar lo que es y lo que fue, nos llevan a sumergirnos en la historia sin saltos confusos. Han sabido convertir esas referencias al pasado en señas de identidad de la serie, haciéndolas el vehículo para entender los golpes que los personajes arrastran en su aspecto.

En general, el factor común entre los personajes es el hecho de parecer fantasmas en vida. Saben que en su destino ha estado y estará escrito el enfrentarse de lleno a la muerte, y su vida presente la viven siempre como un pasado desgraciado o como un futuro más desdichado todavía.

The Following exige paciencia, y mucha. No hay que dejarse llevar por el ritmo frenético de la acción, ya que ver simplemente esos matorrales enormes y llamativos, impedirá ver el denso bosque que hay por detrás. No es sólo una serie de crímenes y resoluciones que se articulan por medio de la violencia y de las secuencias de disparos. El ritmo de verdad, esta vez, va por dentro. Todo ello gracias a unos personajes rotos y definidos por la ambigüedad de la doble cara de la moneda. Y se ya sabe. Al lanzarla al aire, nunca se conoce hacia qué lado puede caer.

Anuncios
Etiquetado , , , , ,

Un pensamiento en “The Following o cómo la oscuridad corrompe las historias interiores de cada personaje

  1. LauIM dice:

    Muy buen post! 🙂 Seguid así!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: